La compañía Zootroupe desconcierta a los habitantes de Pineda de Mar llenando de personajes increíbles las calles más concurridas de la villa antes de su actuación en el teatro.